Rebajas de otoño terminan en

GUÍA DEL CUIDADO DE JOYAS

Para asegurarse de que sus nuevas joyas de diamantes sigan luciendo resplandecientes y resistan el paso del tiempo, es muy importante que las mantenga adecuadamente. En Diamonds Factory queremos que disfrute de su compra para siempre, por eso hemos creado esta guía llena de útiles consejos para el cuidado de las joyas, y asegurarnos de que pueda mantener sus joyas con el mismo aspecto y brillo que el día en que las recibió.

Cuidado del diamante.

Dicen que los diamantes son para siempre, pero aún y así es una buena idea limpiarlos regularmente. Con el tiempo, la acumulación de grasa y suciedad puede hacer que los diamantes pierdan su brillo, por lo que le mostramos algunos consejos rápidos para limpiar un diamante y asegurarse de que el suyo nunca se vea deslucido:

Quítese siempre las joyas de diamantes antes de ducharse.

El jabón forma siempre una película que al acumularse en el diamante, con el tiempo, lo vuelve opaco, por ello recomendamos que se despoje de sus joyas antes de estar en contacto con el agua y el jabón. También es una buena oportunidad para permitirle a su piel que respire. Además, es el momento ideal para poner sus joyas en remojo dentro de una solución de limpieza suave.

Use un cepillo de dientes suave para limpiar su diamante.

Limpiar diamantes es una tarea fácil, todo lo que necesita es un cepillo de dientes de cerdas suaves y un poco de agua tibia para frotar entre los engastes que sostienen al diamante y así ir removiendo suavemente la suciedad acumulada en la gema.

Quítese las joyas de diamantes al aplicarse las cremas.

Es recomendable quitarse las joyas cuando vaya a aplicarse lociones o cremas, tanto las de uso diario o la crema solar, para asegurarse de que no se queden restos del producto detrás del diamante o entre los engastes, lo que causaría acumulación y opacidad. También es una buena idea aplicar la laca para el cabello, el maquillaje y el perfume antes de ponerse las joyas y no después, porque con el tiempo esto puede ocasionar que se empañen los engastes, los broches y las bandas que sostienen el diamante en su lugar.

Tenga cuidado con los limpiadores para joyas por ultrasonidos.

Si bien es cierto que estos dispositivos son excelentes para eliminar la suciedad y los restos acumulados en los diamantes, también pueden provocar que los diamantes se muevan y se aflojen en sus engastes debido a su fluido vibrante, con lo que podrían perderse o requerir reparación en una fecha posterior.

Cuidado del oro

Cuando las joyas se lucen a diario, es natural que entren en contacto con mucha suciedad y reciban algunos golpes y raspaduras. Por estos motivos es una buena idea seguir estos sencillos consejos para mantenerlo limpio y seguro; para garantizar que el metal dorado permanezca para siempre en buenas condiciones.

Guarde las joyas en un lugar seguro cuando vaya a nadar o esté en un jacuzzi.

Procure no poner sus joyas de oro en contacto con el cloro porque puede decolorarlo e incluso dañar el metal si se sumerge en él regularmente. Si usted no nada con frecuencia y se olvida de quitárselas solo una vez, no se preocupe, pero si acude regularmente a la piscina o a un jacuzzi, es una buena idea depositar las joyas en su taquilla, dentro de su caja de presentación original o envuelto en un pañuelo suave dentro de un bolsillo con cremallera en su bolso o abrigo.

Nunca aplique pasta de dientes para limpiar el oro.

Muchas personas lo recomiendan pero en realidad puede dañar el oro que sea más blando en quilates más altos, como por ejemplo las joyas de oro de 18 quilates. La pasta de dientes es una sustancia abrasiva, diseñada para mantener limpio el esmalte de los dientes duros; en cambio puede causar gran daño al oro si se usa con frecuencia.

Quítese las joyas de oro al realizar tareas de limpieza.

En el caso de que no use guantes protectores mientras utiliza productos de limpieza, como lejía o spray de limpieza diaria, es recomendable quitarse todas las joyas para evitar decoloración o daños. Asegúrese de lavarse las manos antes de volver a ponerse los anillos de oro o diamantes después de la limpieza.

Cómo limpiar un anillo.

Todo lo que necesita para limpiar su anillo desde casa de una manera fácil y segura es un poco de agua tibia y un detergente suave. Coloque el anillo en esta mezcla y déjelo en remojo de unos 15 a 30 minutos antes de retirarlo y secarlo con un paño suave y limpio. Use el cepillo de dientes mencionado anteriormente para limpiar los engastes y el interior de su anillo por si hubiese una acumulación sustancial de producto.

Cómo limpiar un colgante.

Retire el colgante de la cadena y si la gema o los adornos están pegados con pegamento, no lo empape en la solución mencionada anteriormente. En su lugar, tome un paño limpio y húmedo y límpielo suavemente sobre el colgante para eliminar la suciedad acumulada. Desabroche la cadena y déjela en remojo en la mezcla de detergente líquido. Esto debería eliminar cualquier suciedad o residuo y, una vez eliminado, límpielo también con un paño limpio; recuerde tener mucho cuidado si tiene una cadena fina.

Cómo limpiar pendientes.

Por razones de higiene, recomendamos tomar un hisopo con alcohol y limpiar los ganchos que luego se introducen en la perforación. Para limpiar los pendientes, si tienen engastes y diamantes, tome ese cepillo de dientes suave y agua tibia y elimine suavemente cualquier suciedad o residuo. Seque con un paño suave y sus pendientes estarán brillantes y listos para lucirlos.

Asegúrese de consultar el resto de nuestras guías educativas para obtener más información sobre cómo cuidar sus joyas de diamantes y qué considerar al realizar su próxima compra.

Contáctenos

Si desea obtener información acerca del tipo de oro que recomendamos para sus joyas póngase en contacto con nuestro Servicio de Atención al Cliente en el 91 903 01 10 inicie un Chat en Línea .

@diamondsfactoryworld